¿Dónde empezó todo?

Un docente en un salón obscuro con demasiados alumnos. Sin recursos, excepto con un pizarrón viejo y un pedazo de gis. La docente da su clase en la única manera que sabe: la docente habla y el alumno escucha. La siguiente clase será de la misma manera, y la clase que le sigue. Los resultados de aprendizaje son bajos y el nivel de frustración alto.

ali

Esta situación nos dejó conmovidos al verla en países emergentes durante la formación de docentes locales. Muchos de los docentes que conocimos estaban haciendo lo mejor. Sin embargo, al no contar con la adecuada preparación y sin un conocimiento avanzado y de calidad sobre pedagogía, era imposible que pudiesen hacer algo mejor.

Al ser de Finlandia, un país con excelentes resultados de aprendizaje y una fuerte ética sobre la equidad, esto nos parecía algo fundamentalmente injusto. Hemos capacitado y formado a docentes en diversos países alrededor del mundo, y creemos fervientemente que cada alumno merece una educación de alta calidad sin importar el lugar en donde viva.

Esta fue la pregunta que nos perseguía en nuestras mentes:

¿Cómo es posible, que en esta era, donde existe un flujo ilimitado de información además de contar con tecnología eficiente en medio de comunicación, aún no podemos proveer a todos los docentes alrededor del mundo con herramientas y conocimientos básicos de pedagogía?

Después de tener diferentes discusiones apasionadas sobre esta pregunta, de repente nos dimos cuenta de algo: aun en el lugar más remoto, en áreas poco privilegiadas, los docentes usualmente tienen celulares. A pesar de no contar con recursos básicos para la enseñanza, aún tendrían un celular en su bolsillo. ¿Podríamos entonces nosotros compartir nuestro conocimiento sobre cómo planear una clase de alta calidad con todos ellos?

Nuestra misión era clara: ¡íbamos a crear una aplicación para los maestros alrededor del mundo, ayudándoles a dar mejores clases!

Con la idea de la aplicación, pronto nos dimos cuenta que queríamos proveer a los docentes con un entendimiento del proceso de aprendizaje y las herramientas necesarias para que ellos mismos planearan clases eficientes e inspiradoras. Queríamos empoderar a los docentes en áreas no privilegiadas con la siguiente frase en mente:

“Le das a un hombre pobre un pescado y lo alimentas por un día. Le enseñas a pescar y le das una ocupación que lo alimentará por el resto de su vida.” (Proverbio Chino).

Canva - School, Children, Happy, Smile, Joy, Smiling
Canva - Children, School, Laughing, Fun, Happiness, Education

Entonces, ¿cómo convertimos esta visión en una realidad? Nos dimos cuenta que debíamos combinar el conocimiento pedagógico de Learning Scoop, Finlandia con el expertise del desarrollo de aplicaciones. Así, el Equipo LessonApp nació.

Inicialmente, LessonApp fue creado para ayudar a docentes en países emergentes; sin embargo, docentes en sistemas educativos de alta-calidad también querían usar LessonApp. Nos comentaron que LessonApp les ayudaría en su trabajo al brindarles nuevas ideas e inspiración, así como un ahorro invaluable del tiempo.

Lo que necesitamos es aprendizaje mutuo y una comunidad global de docentes donde se apoyan los unos a los otros.

Nuestra misión es ayudar a los docentes, quienes son la pieza clave en la educación de calidad, y así brindar a cada alumno la oportunidad de disfrutar ¡la alegría del aprendizaje!

iloiset